Acercamiento a comunidades de artesanos

México es un país en donde cada uno de sus estados y de sus múltiples comunidades está colmado de arte, de arte popular. Esas manifestaciones son parte de nuestra cultura que reflejan y expresan su historia, sus raíces, sus costumbres y su identidad.

Las obras de cada comunidad o artesano atestiguan la interpretación que ellos tienen de la propia vida. Por lo tanto, no se puede hablar de un solo arte o de un solo giro o forma de expresión. Cada individuo es único y diferente, cada lugar tiene sus propias características físicas y climatológicas, cada zona tiene su propia historia y su particular apreciación.

Los viajes nos ilustran a través de las obras de los artesanos, aunque también la AAMAP se retroalimenta de la causa, o sea del origen de tanta creatividad. Para poder saber en qué ayudar, realizamos varias visitas a centros de arte específicos para así conocer la esencia de su gente.

Por ello, los miembros de la AAMAP han viajado a muchas comunidades dentro del todo el país, para descubrir la esencia y la realidad de cada una de ellas y de su gente y las verdaderas necesidades que tienen con el fin de apoyarlas. El impulso o la asistencia que se les da, no solamente cubre la divulgación de su arte exponiéndolo en el Museo y promocionándolo en la tienda, sino también consiste en facilitarles lo necesario para que puedan seguir creando la magia de su vida a través del arte. Mencionemos algunos casos.

Michoacán: Se visitó a los artesanos en Morelia, Pátzcuaro, Uruapan, Tzintzuntzan, Santa Clara del Cobre y otras comunidades purépechas. Gracias a la insistencia de la AAMAP para que los artesanos participaran en un concurso de la Fundación Loewe en España, la vida le cambió a Antonio Cornelio, artesano de Tzintzuntzan, que entre veintiséis finalistas de todos los países obtuvo una mención especial en este premio internacional.

Chiapas: Se tuvo contacto directo con los artesanos de Zinacantán, Amatenango del Valle, San Cristóbal de Las Casas y San Juan Chamula. Como resultado de este viaje, Amatenango del Valle mereció recibir la asesoría y construcción de cincuenta hornos ecológicos para seguir creando sus jaguares, protegiéndolos así, pues corría peligro su salud visual. Tuvimos también la suerte de entregar a los artesanos de Zinacantán una considerable cantidad de hilos para sus bordados.

Estado de México: En San Felipe del Progreso entregamos plata y herramienta a María Dolores, la gran artesana de unas cruces únicas. También visitamos la comunidad de El Tule, en Temascaltepec, donde se producen sillas tejidas con ese material que crece en el río. Donamos a los artesanos botas especiales para que pudieran recolectar esas plantas y evitar enfermedades de las vías respiratorias.

Puebla: Buscando cómo poder apoyar a los artesanos, fuimos a conocer el proceso de creación de la talavera en Puebla y a las bordadoras en Hueyapan.

Chihuahua: Para apoyar y promover a las comunidades tarahumaras, la AAMAP les compró las mejores ollas de barro, otorgándoles un apoyo para que siguieran produciendo estas piezas únicas. Además, se les donó una sección de juegos infantiles para la escuela de la comunidad.

Jalisco: La AAMAP ha estado presente como juez en varios concursos del Premio Nacional de Artesanía, realizados en Tlaquepaque. Gracias al acercamiento que tuvimos con los huicholes nació el famoso y ya emblemático e internacional “Vochol”.

Guerrero: En San Martín Tecorrales, como ya se mencionó, se otorgó a la comunidad un donativo para que se construyera un edificio que albergara los talleres en donde se producen las bellas y famosas cajitas de laca de Olinalá. En la Sierra de Malicutzingo se apoyó los concursos de muñecas dando un premio AAMAP para las niñas bordadoras.

Puebla: Visita al Museo del Barroco.

Santa Fe, Arizona: Visita a la Feria-Exposición de Artesanías “Arts & Crafts”.

Coahuila: En Saltillo visitamos el Museo del Desierto y el Museo Arocena.

Tlaxcala: Estuvimos en el evento de “La noche que nunca duerme”, caminando junto a la Virgen de la Caridad, pisando los más hermosos tapetes hechos con flores y aserrín. Tuvimos además la oportunidad de invitar a un artesano a hacer una Virgen para una de las salas permanentes del MAP.

Hemos aprendido en todo este proceso que no basta preguntar, sino tener la experiencia de conocer.

No hay comentarios

Publica un comentario