Salas Permanentes

Los museos conforman una significativa parte de la difusión global de ideas e imágenes. En ellos se recogen y se guardan para la posteridad los testimonios de las más elevadas conquistas espirituales, científicas, históricas y culturales; en resumen, las reseñas del paso del ser humano por la tierra. Seleccionan las obras, las ordenan, las clasifican, las controlan y crean una versión de la historia, la ciencia y el arte, articulando un lenguaje específico y legitimando ciertos objetos pertenecientes a una estirpe privilegiada: la de los testimonios que merecen ser musealizados y que se inscriben en una categoría de verdad u objetividad. El cambiante mundo de los museos y su especialización dan cuenta de ello y del desarrollo humanístico de su función. Con base en estos criterios surgió el MAP. Las salas permanentes del MAP fueron diseñadas siguiendo una propuesta museográfica realizada por el Arq. Jorge Agostoni y con el guion museístico recomendado por la Mtra. Teresa Pomar, conformándose así cuatro salas:

Raíces (230 m2 )
Vida Cotidiana (480 m2 )
Lo Sagrado (210 m2 )
Lo Fantástico (230 m2 )

A partir de esos planteos y recomendaciones se ha logrado hacer de este Museo un referente para quienes quieran conocer y disfrutar de la gran tradición artesanal mexicana. Un lugar para acercarse a la siempre intrigante cosmogonía prehispánica y su influencia en el mundo de la cultura popular, para adentrarse en su riqueza regional y en su enorme biodiversidad, que a la postre es el factor decisivo que determina diseño, forma, materia, color, e inclusive las fuentes de inspiración que se plasmarán en la pieza.
En foto: Costurero Maque-laca rayada Páginas anteriores Grupo de jarras y platos de talavera de Puebla en el que se observa la elegancia de su fina manufactura, tradición que se mantiene viva en las mesas mexicanas

Sin intentar una investigación profunda y científica del patrimonio natural de México, se presenta la correlación intrínseca entre los dos mundos: el natural y el cultural. Es decir, la forma de utilizar en cada zona la materia prima que nos ofrece la naturaleza, en cada entorno de las diferentes etnias y culturas. México es el cuarto país con mayor biodiversidad en la Tierra, está entre los primeros del mundo en número de lenguas y de etnias y es el undécimo en litorales costeros. Es, en conclusión, uno de los países con mayor riqueza natural y cultural sobre el planeta