Colección Populart

Esta agrupación de la sociedad civil estuvo presente desde los inicios del primer fideicomiso privado que generó al Museo de Arte Popular y su indiscutible cabeza fue Teresa Pomar, experta en el tema al que dedicó toda su vida. Muchos de sus miembros conformaron esta asociación desde sus trincheras profesionales, desde la antropología, la sociología, la etnología, la filosofía o desde su vida y experiencia cotidiana que los llevó a convivir y generar propuestas importantes en el campo del arte popular, a estudiar y trabajar directamente con comunidades de artesanos a través de la República mexicana. No sólo aportaron parte de sus colecciones, sino compartieron sus conocimientos y tiempo.