Cocina mexicana y picardía popular

Las expresiones del habla popular, los juegos de palabras, la chispa y la picardía, son elementos de la cultura que interesa estudiar no sólo a especialistas, pues conocer mejor a nuestro pueblo es conocernos mejor a nosotros mismos. He aquí expresiones idiomáticas vinculadas a los alimentos, casi siempre con una connotación sexual.

Hay nombres en el léxico popular que conviene traducir, aunque desde luego algunos son muy obvios: el plátano, el chile, el camote y el chorizo simbolizan al miembro masculino; ¿por qué no el pepino o el nabo o el espárrago? Se entiende que la zanahoria no se aplique, pues el nombre es femenino. La leche es el semen. Las tortas o las teleras son las nalgas. La papaya y la guayaba aluden a la vulva, por un supuesto parecido. El mamey refiere a las relaciones orogenitales. Los huevos (güevos en la dicción popular, cuando hay significado sexual) son los testículos. Por cierto que es curioso cómo el recato del pueblo, sobre todo de las señoras mayores, les impide pronunciar la palabra huevo, por lo que usan el sinónimo de blanquillo (aplicado sólo en México).

Armando Jiménez, experto autor de Picardía mexicana, hizo la mayor recopilación de este tipo de expresiones; veamos con él muchas variantes de ellas:
Lotería de pueblo: Quien “canta” lo hace con versos o dichos en los que incluye el título de la carta y a veces lo alude en forma velada:

El que espera, desespera. (la pera)

Trais la enagua color tuna,
a poco te cornó la luna.
El muchacho de Enriqueta
es muy afecto a la cha… lupa.

Mi’alma, si tú gustaras,
muy flaco me dejaras.

Buzo, cuando del mar salgas,
traime una sirena con algas.

La panza que ella tenía
no era empacho de sandía.

Eso y que ya te has lavado,
todavía huele a pescado.

Una pera y otra pera,
lleva Elena en la pechera.

¡El que goza de dos cueros! (el tambor)

Colmos (¿Cuál es el colmo de…?):

–¿El de un juez del registro civil?
–Casar a un señor pequeño, de Chile, con una señora grande, de Honduras.

–¿El de un agricultor?
–Sembrar alfalfa y recoger té.

–¿El de un abarrotero?
–Empacar frijoles en un saco.

–¿El de un dulcero?
–Hacer camote en barras de calabaza.

–¿El de un ganadero?
–Tener en el sótano las vacas y en el techo la leche.

Parecidos:

–¿En qué se parecen las mujeres al jitomate?
–En que le quitan fuerza al chile.

–¿En qué se parece la mujer al pescado?
–En que el pescado se mueve para irse, y la mujer para venirse.

–¿En qué se parecen los frijoles a los enamorados?
–En que comienzan echando flores y terminan echando vaina.

–¿En qué se parece un ferrocarril al limón?
–En que el ferrocarril tiene pito, y el limón, zumo.

–¿En qué se parece un elefante a un carbo?
–¿Qué cosa es carbo?
–El camote.

¿Qué le dijo…?:

–¿La envoltura de papel a la torta?
–Te aguardo a la salida.

–¿El chocolate al molinillo?
–No me agradas por largo y cabezón sino por lo bien que te mueves.

–¿Qué le dijo la cuchara a la gelatina?
–¿Por qué tiemblas cuando te cojo?

–¿El café a la leche?
–En las llamas nos veremos.

–¿La mosca a la cocinera?
–Si me cayera en la leche, ¿me sacarías?

–¿Qué le dijo la leche al azúcar?
–Te espero en el café.

Telones: Empiezan con una explicación indispensable (primer acto: sucede tal cosa; segundo acto: tal otra; tercer acto: otra más) y culminan con la pregunta: “¿cómo se llama la obra?”:

1° Se ve un campo sembrado de maíz.
2° Llega un pájaro.
3° Éste enciende un cerillo y prende fuego al maizal.
¿Nombre de la obra?
El pájaro quema-maiz.

1º Rosita Arenas con un puesto de mangos.
2º La misma artista con otro puesto de mangos.
3º Rosita con otro puesto de la misma fruta.
¿Nombre de la obra?
Rosa la manguera.

1º Varios campesinos mexicanos cortan plantas de
yerbabuena.
2º Un grupo de agricultores chinos se halla segando plantas
de té.
3º Algunos gauchos argentinos recogen yerba mate.
¿Nombre de la obra?
Cogiendo té.

1° Hay un montón de té.
2° Se acerca al montón un niño con una canasta.
3° El pequeño echa el té en la canasta.
¿Nombre de la obra?
Té recogido por el chiquito.

No es lo mismo…: Cuando alguien se equivoca al decir una palabra o cambia una por otra, alguien puede corregirlo y ponerle un ejemplo:

No es lo mismo huele a traste
que atrás te huele.

No es lo mismo la papaya tapatía
que tía, tápate la papaya.

No es lo mismo papas en chile
que chile en papas.

No es lo mismo el mondongo de Tapachula
que tápate chula el mondongo.

No es lo mismo el Consulado General de Chile
que el general con su… pistola de lado.

No es lo mismo huevos de araña
que aráñame los… dedos.

No es lo mismo enchílame esta gorda
que engórdame este chi… cle.

No es lo mismo que tu madre tome chínguere
que…