SITIO EN ACTUALIZACIÓN CONSTANTE

Quintana Roo

La cocina de este estado tiene un parentesco no distante con las de los estados de Yucatán y Campeche, los tres integrantes de esta península del sureste mexicano. No solamente es por la vecindad geográfica, sino porque Cancún se pobló íntegramente con migrantes, sobre todo de esas entidades. De hecho, hay muy buenos restoranes yucatecos en Quintana Roo.
Son de gran fama los pescados y mariscos del Mar Caribe mexicano. En los restoranes de todos los hoteles de Cancuún hay excelentes frutos del mar y los preparan de acuerdo a la cocina internacional, destacando las langostas. Pero en el centro de esa ciudad se localiza el Mercado 28. En él está el mejor restorán de mariscos en estilo mexicano de la población: es el más sabroso, no internacional, y muy limpio.

En el mismo ramo de comida del mar, hay muy buenos lugares en Playa del Carmen, en Isla Mujeres, en Cozumel, en Chetumal y en la isla Holbox. El más famoso platillo quintanarroense es el ceviche de caracol.

En Cozumel debe comerse el extraordinario cangrejo real, de notable tamaño, solamente cocido al vapor con mantequilla derretida al lado; es único, no lo hay en otra parte del país.

Al lado de la laguna de Bacalar se encuentra el Cenote Azul y junto, con terrazas hacia él, está un restorán del mismo nombre con excelente comida regional, incluida con frecuencia una variedad de animales silvestres.

En algunos lugares hacen tamales de elote con chile habanero y tocino, y otros de chipilín en hoja de plátano.

Pescado estilo Quintana Roo:

Ingredientes:
1 kg de pescado en postas (rebanadas transversales), preferentemente de cherna u otro pescado fino
½ kg de jitomate
2 limones
6 dientes de ajo
1 cebolla
100 grs de aceitunas
½ cucharadita de cominos
½ cucharadita de orégano
½ cucharadita de pimienta blanca
½ cucharadita de azafrán
60 ml de vinagre
125 mls de aceite vegetal
125 mls de agua
Sal

Forma de cocinarse:
Primero se asan los ajos, luego se remojan en agua, después se muelen con la cebolla también asada los cominos, el orégano y el azafrán. Todo se fríe en el aceite, se adiciona el jitomate asado y picado, y sal. Ya que el jitomate soltó su jugo y el guiso ha empezado a hervir un poco, se agregan las rebanadas de pescado, previamente untadas con jugo de limón, sal y pimienta. Se le ponen las aceitunas y se deja hervir a fuego lento, hasta que el pescado está cocido suavemente y la salsa espesa. Se sirve muy caliente. Si se desea, al momento de agregar las aceitunas se pueden poner unos chiles enteros. Pueden ser amarillos de lata (chile largo o güero) que pican poco, o chiles más picosos, como serranos, jalapeños y hasta habaneros. El guiso puede acompañarse de arroz blanco servido en el mismo plato del pescado, a un lado.