Barros Paralelos reúne obras de Candelario Medrano y Ángel Santos que reflejan dos formas de asumir la pasión por la creación, en ellas converge el pasado con el México contemporáneo.

¡Te esperamos el sábado 26 en la inauguración de esta gran exposición temporal, estará con nosotros hasta el 26 de Febrero de 2017!

barros-paralelos

Dos grandes maestros de la alfarería

B a r r o s    p a r a l e l o s
Candelario Medrano y Ángel Santos

  • Dos estilos arraigados en tradiciones diferentes y un objetivo en común: dar forma a la arcilla
  • Obras donde la estética aporta un porcentaje importante y la acción lúdica no desaparece ni en la creación, ni en el objeto.
Las obras de Candelario Medrano y Ángel Santos reunidas en Barros paralelos dan cuenta de dos procesos distintos, dos formas de asumir la creación. En ellas se condensa la continuidad de un tiempo que une el pasado con el México contemporáneo.

El gusto, el diseño, el cariño empleado en la elaboración y sus caprichosas formas surgidas de sus manos, no separan a los ceramistas/alfareros del mundo, al contrario, los une. Es en el manejo mágico de sus manos que devienen en ese apego a la tierra -a lo natural-  remitiéndonos con su obra contemporánea a la realidad de hoy, y a la vez, nos recuerdan la historia del ser humano a través de este milenario oficio: la Alfarería.

El Museo de Arte Popular (MAP) presenta la obra de estos dos grandes artistas ceramistas, que a través de la curaduría e investigación del Maestro Gutierre Aceves, muestra un recorrido por la historia, por la técnica, pero sobre todo, por la interpretación personal del sentir popular y del termómetro de la sociedad que les ha ido “indicando” el camino a seguir, los temas y las angustias cotidianas.

Producto de las manos de nuestros hombres y mujeres, en los objetos creados por la cultura popular se han impreso, real o metafóricamente, las huellas de su autor.

La diversidad de representaciones y el dominio de la técnica en ambos autores permiten disfrutar de una interpretación al mismo tiempo lúdica y severa de la realidad, y da conocer dos maneras de entender el mundo y su materia.

Es en el manejo de sus manos que una especie de milagro ocurre: la tierra milenaria nace en el presente. En la alfarería de estos dos grandes maestros, estalla nuestra historia.

El maestro Medrano (1918-1986) nació en la zona alfarera de Tonalá, Jalisco, y dedicó su vida a realizar todo tipo de obras, desde la figura de un nahual hasta la elaborada torre de iglesia, a la par de representaciones zoomorfas de índole lúdica. Aprendió la tradición alfarera de sus padres y la heredó a sus descendientes.

Por su parte, el maestro Ángel Santos (1964) nació en Zacatecas, también región alfarera sobre todo de cerámica de alta temperatura, pero se asentó en Tonalá donde ha conformado un influyente taller. Ahí han nacido obras excepcionales en barro bruñido, herencia de las investigaciones del maestro Jorge Wilmot, fundamentales para el desarrollo de la cerámica tradicional y sus derivaciones al ámbito del arte contemporáneo. Las colaboraciones con artistas plásticos como Ismael Guardado reflejan no solamente su amplia experiencia como ceramista, sino que arrojan una propuesta creativa interdisciplinaria de singular belleza.

En Barros paralelos el público puede disfrutar la permanente valoración que el MAP hace de una parte esencial de nuestro patrimonio, que nos enriquece y abre al disfrute de nuestra cultura en su dimensión total. Su trabajo ha sido siempre una ventana abierta a la pluralidad que da fuerza a nuestra identidad y que hoy es expresión de lo biodiverso, lo lingüístico y lo cultural de México.