SIGLO XVII

LAS COSAS MÁS CONSIDERABLES VISTAS EN LA NUEVA ESPAÑA

Por José N. Iturriaga

375px-Giovanni_Francesco_Gemelli_CareriEl abogado viajero Juan Francisco Gemelli Carreri, italiano de Nápoles, dio la vuelta al mundo y su periplo lo trajo a México en 1697.

En tierras oaxaqueñas, Gemelli conoció la grana cochinilla, insecto que produce el codiciado  tinte de variados tonos rojizos:

“Al volverme a México pasando por el hospicio de San Jacinto, de los padres dominicos, me llevó el padre vicario de éste a pasear por el jardín, donde me hizo ver en las pencas del nopal la grana, tan necesaria y estimada en Europa para dar el color de púrpura. Estaban adheridos a las pencas algunos gusanos de color de ceniza. Acerca de ellos me dijo el vicario que cuando han llegado a su  mayor crecimiento, se les recoge sobre un paño y que secos toman el color violado. Esta es pues la grana que se vende en Europa. La mayor cosecha se hace en la provincia de Oaxaca, famosa también por el buen chocolate.”

Gemelli Carreri hace sus recomendaciones acerca de las mercancías mexicanas más interesantes para exportarse:  “Es también utilísimo llevar la cochinilla o sea grana para el tinte color de púrpura.”

“De las mercancías más comunes se podrá comprar en América palo de Campeche para teñir, y el añil que sirve para lo mismo; cacao y vainilla para hacer chocolate, que el mejor cacao es el de Caracas; conchas de tortuga, madreperla; quina que es la corteza de un árbol del reino del Perú de las costas y del mar del sur, muy estimada por su eficacia contra las fiebres tercianas y cuartanas; vasos finos de barro que llamamos búcaros, especialmente los de color rojo y negro que se hacen en Guadalajara  y se pueden conseguir muy grandes a medio real cada uno.”

759px-Description_De_Mexico_et_des_Lagunes_De_Ses_Environs_Gemelli_CareriEn lo que hoy es el estado de Morelos, este viajero nos presenta un instrumento prehispánico que todavía se usa a punto de iniciarse el tercer milenio: “Habiendo descansado un poco, continuamos el camino otras dos leguas hasta Alpuyeca, pueblo de Cuernavaca, y allí comimos. En la casa de la comunidad encontramos un teponastle o tambor que tocaban los indios antiguamente. Estaba hecho de un tronco hueco de árbol de cuatro palmos de largo, y se hallaba cerrado con piel por ambas partes; hacía tal ruido que, sin duda, se oía a media legua.”

Ahora veamos, con Gemelli, esta especie de mojigangas de cartonería:  “El jueves, día 13, octava del Corpus, se solemnizó en la catedral la misa, y asistieron a ella el arzobispo, el virrey y los ministros; como también a la procesión que se hizo después alrededor por una calle cubierta. Bailaban entre tanto ocho gigantes de cartón figurando hombres y mujeres y otros enmascarados.”

Fotos: Wikipedia

800px-Gemelli_Careri_Aztec_Map

Ir a: Miradas extranjeras al Arte Popular Mexicano:Introducción