El Día del platero es un festival que se celebra en Taxco cada 27 de junio desde hace 84 años.

Miguel Ángel Ortiz Miranda trabajando en una pulsera-escultura presentada en el Día de plateros 2016

Miguel Ángel Ortiz Miranda trabajando en una pulsera-escultura presentada en el Día de plateros 2016

Esta celebración tiene una historia fascinante. William Spratling, quien relanzó el trabajo de la plata en esta antigua ciudad minera, abrió en su propia casa su primer estudio, “Las Delicias”, el 27 de junio de 1931. El éxito fue inmediato y al año siguiente, el “Silver Gringo”, como algunos lo han llamado, organizó en el taller una pequeña celebración acompañada de un concurso entre sus trabajadores. El primer ganador del concurso de 1932 fue Jorge Castillo, también conocido como “Coco”, uno de los futuros fundadores de Los Castillo. Esta iniciativa gano popularidad fuera de “Las Delicias” y todo el mundo quiso participar en ella en Taxco. Poco después, el festival se llevó a cabo en el Zócalo y el 27 de junio de 1937, el Municipio de Taxco y el estado de Guerrero declararon el día 27 de Junio como “El día de los plateros”. Un día especial en el cual hay una gran fiesta con un baile, la eleción de la Reina de la plata y la proclamación de los resultados del concurso anual fondado en 1932 por Spratling. También se celebra la fiesta del Cristo de los Plateros, que se conserva en la iglesia del antiguo convento de San Bernardino de Sienna.

El par de aretes ganadores en el Día del Platero Taxco 2016. Plata 950 y amatista. Esta copia fue expuesta durante el concurso; pero se harán 5 copias originales, numeradas y firmadas. Col. privada, México

Fig. 2. El par de aretes ganadores en el Día del Platero Taxco 2016. Plata 950 y amatista. Esta copia fue expuesta durante el concurso; pero se harán 5 copias originales, numeradas y firmadas. Col. privada, México

El concurso se convirtió en un concurso nacional en los años 60. El primer ganador de este premio mayor fue Antonio Pineda, quien lo ganó varias veces a partir de la extensión del concurso.

Con los años, el concurso ha ganado más importancia. En 2016, el 84 concurso se llevó a cabo el 26 de junio, un domingo, y no en la tradicional fecha del 27, y fue reorganizado por disciplinas y por tipo objetos, con el fin  que sólo las obras comparables compitan entre ellas. En particular, la categoría de joyería se dividido en cuatro secciones: “Anillos”, “Aretes”, “Pulseras” y “Juego de colar”. Miguel Ángel Ortiz Miranda ganó el primer lugar de la categoría “Aretes” con unos pendientes decorados con amatistas de la más alta calidad (Fig. 2).

 

Arte Objeto

 

MAOM f3

Fig. 3. “Navegante”, la pieza con la cual Miguel Ángel Ortiz ganó el Galardón Nacional de Platería en el 2013. Col. privada, México.

Desde hace varios años, Miguel Ángel Ortiz Miranda, hijo y discípulo de un antiguo compañero de Spratling, es una de las jóvenes estrellas que se eleva entre los plateros mexicanos. Varias veces ha recibido altas distinciones y honores. Dos años consecutivos, gano el gran premio del Concurso Nacional de Plata, el cual le fue otorgado por el Presidente de la República Mexicana en el Festival anual de Taxco. La primera vez en noviembre de 2013 con la pieza en forma de botella “Navegante” (Fig. 3), y por segunda vez en noviembre de 2014, con “Volátil”, un perfumero de inspiración deconstructivista.

De hecho, estas obras son verdaderas esculturas que le permitieron, a Miguel Ángel, ganar estas palmas contra sus competidores. Como muchas de sus piezas, están hechas inspirándose con la piedra suntuosa que las corona y hacia ella convergen todos sus movimientos. En el caso de “Navegante”, por ejemplo, fue un increíble cabujón de ámbar de un hermoso color de antiguo coñac -un guiño sin duda, porque la pieza tiene forma de botella. Es más: hubiera sido una botella si no hubiera sido primero una escultura.

MAOM f4

Fig. 4. “Navegante” en el estudio de Miguel Ángel Ortiz durante su creación. Observe cómo los diferentes volúmenes de la obra hacen eco o contrapunto a las formas del cabujón de ámbar que la coronan. Foto G. Fontaine, 2013.

La foto tomada en el estudio mientras que la pieza estaba siendo terminada – aún no había sido pulida por completo y su base aún no estaba puesta- muestra, mejor que un larga explicación, la forma en que es una extensión de la piedra, que es a la vez la culminación y la razón de ser (Fig. 4).

La importancia de las piedras en la creación de estas piezas es, sin embargo, una característica poco notada en el trabajo de la plata de Taxco. Hay muchos lapidarios en la ciudad, pero nadie habla de ellos; si se habla de uno, es que él es también orfebre – como en el caso de Ezequiel Tapia. Curiosamente, el trabajo de las piedras preciosas en México aún no se ha ni descubierto y ni reconocido que sea como artesanía, como arte, ni en su existencia misma.

El ámbar es una de las piedras favoritas de Miguel Ángel, por su nobleza y porque él puede forjarla y tallarla a su conveniencia. ¿Sabíamos, por otra parte, que Chiapas es rico en depósitos de ámbar? Hay un museo, el único de su tipo, del ámbar en San Cristóbal de las Casas. Miguel Ángel tiene amigos allí que le buscan las piezas más hermosas. La importante tapa del “Navegante” proviene de ahí. La base, por su parte, está hecha de obsidiana. En cuanto a la estructura de la “botella”, está hecha a través de una técnica inusual que requiere gran experiencia: el cartoneado. Esta técnica permite hacer objetos de plata huecos en perfiles geométricos que aparentan sólidos. La belleza y la elegancia del diseño, junto con la perfección de su realización permitieron a Miguel Ángel Ortiz llegar en 2013, a las grandes ligas.

En 2015, ganó el galardón William Spratling con un florero tipo “soliflor” que hoy está expuesto en la sala de prefiguración del futuro Museo de la Plata de Taxco, en el palacio de Borda (Fig. 5). En el mismo año, 2015, Miguel Ángel ganó una mención de honor en el Concurso Nacional de la Plata Hugo Salinas organizado por el MAP, con una elegante licorera con una tapa de un raro topacio azul (Fig. 6).

Si él es un escultor de objetos, Miguel Ángel también es un gran joyero.
La cantante Blanca Rodríguez usando el juego "Dualidad" en una gala benéfica organizada por México-Accueil en la Embajada de Francia, 17 de octubre de 2013. Col. privado, México. Foto G. Fontaine

Fig. 7. La cantante Blanca Rodríguez usando el juego “Dualidad” en una gala benéfica organizada por México-Accueil en la Embajada de Francia, 17 de octubre de 2013. Col. privado, México. Foto G. Fontaine

En una gala celebrada en la Residencia del Embajador de Francia en 2013, los invitados pudieron admirar su obra “de primera mano”: fue él quien había creado el collar de gargantilla que lucía esa noche la cantante Blanca Rodríguez. Este collar reversible de plata 950 consta de elementos dobles de forma trapezoidal perforados en un círculo alternando con grandes bolas de plata; una pieza única que había sido muy notada y comentada (Fig. 7). Miguel Ángel la había presentado, acompañada de un par de aretes para el modelo, en la Feria de la Plata Taxco de diciembre 2012.

La gran pianista mexicana Silvia Navarrete también forma parte de sus admiradores (Fig. 8) y nuestro joyero está convirtiéndose en el proveedor de los artistas.

De hecho, su inspiración, su enfoque, a menudo son una reminiscencia de las que guiaron a Víctor Fosado cuando concibió su “escultura de vestir” (Fig. 9). El también con frecuencia usaba piedras que le gustaban y dejaba que su imaginación creadora lo confeccionara para complementar poéticamente la plata.

Así, Miguel Ángel acumula,  en joyería también, grandes éxitos y recompensas – el premio el cual ganó el mes pasado es la más reciente-. Desde el 2014 y el 2015, sus obras habían sido distinguidas y premiadas. En junio 2014, durante el 82º Día del platero, Miguel Ángel ganó dos primeros lugares premio con su pulsera “Escarabajo” (Fig. 11), gran pulsera de plata 950 adornada con oro y decorada con una hermosa amatista color morado profundo, y su anillo de “Movimiento” (Fig.12) también en plata 950 y adornada con un topacio azul pálido que proviene de la mina Xanda en Brasil. Esta vez, Miguel Ángel abandonó el ámbar, su piedra favorita, pero la belleza de las piedras que escogió lo habían inspirado.

Miguel Ángel ahora tiene  nuevas aventuras; como mencioné el mes pasado, es un miembro fundador del grupo ArsFaber, que debería de contribuir significativamente a renovar y reactivar la creación en Taxco.

Gerard Fontaine, julio de el año 2016.

Tradución: Alexandra Esteve Santos

 

 

1- Miguel Ángel Ortiz Miranda trabajando en una pulsera-escultura presentada en el Día de plateros 2016

2 – El par de aretes ganadores en el Día del Platero Taxco 2016. Plata 950 y amatista. Esta copia fue expuesta durante el concurso; pero se harán 5 copias originales, numeradas y firmadas. Col. privada, México

3 – “Navegante”, la pieza con la cual Miguel Ángel Ortiz ganó el Galardón Nacional de Platería en el 2013. Col. privada, México.

4 – “Navegante” en el estudio de Miguel Ángel Ortiz durante su creación. Observe cómo los diferentes volúmenes de la obra hacen eco o contrapunto a las formas del cabujón de ámbar que la coronan. Foto G. Fontaine, 2013.

5- Miguel Ángel Ortiz, “Celeridad”, florero de plata 950. Gran Premio William Spratling, 2015. Col. Museo de La Plata, el Centro Cultural Casa Borda Taxco

6 – Miguel Ángel Ortiz, “Licorera”, plata esterlina 950 y topacio azul. Mención de honor del Concurso Nacional de la Plata Hugo Salinas 2015, Museo de Arte Popular. Col. del artista

7 – La cantante Blanca Rodríguez usando el juego “Dualidad” en una gala benéfica organizada por México-Accueil en la Embajada de Francia, 17 de octubre de 2013. Col. privado, México. Foto G. Fontaine

8 – Silvia Navarrete, usando el collar “Nuestra Flor”, medita antes del recital que dio en Aguascalientes el 22 de noviembre de 2013. Los dos cabujones de ámbar rojo oscuro que adornan el collar provienen de Chiapas. Foto E. Tron

9 y 10 – Izquierda: Escultura móvil (colgante) de Víctor Fosado, construido alrededor de un corazón de jadeíta muzzo. Principios de los 70. Col. Privada, México. Derecha: Escultura móvil (colgante) Miguel Ángel Ortiz. Plata 950, ámbar con inclusiones de Chiapas, 2012

11 – Pulsera “Escarabajo”. Plata esterlina 950, oro 24 c. y amatista. Peso: 170 g aprox. Pieza única. Premiada en El día del platero 2014.

12 – Anillo “Movimiento”. Plata esterlina 950, topacio azul Xanda (Brasil). Peso: 22 gr. Pieza única ganadora en El día del platero de 2014.

 

Traducción del francés al español por Alexandra Esteve Santos