El mestizaje de culturas, habilidades y recursos alimenticios que se han ido dando desde el inicio de cualquier civilización, incorporando elementos de diferentes zonas y países, ha dado como resultado que México sea estandarte de la cocina tradicional regional e internacional. Grandes Artesanos de la Gastronomía 2016 presento en su cuarta edición esta diversidad de oferta gastronómica, un evento organizado por la Asociación de Amigos del Museo de Arte Popular, A. C. (AAMAP).

La cultura mexicana no solo es rica en tradiciones culinarias, sino también en sumar nuevos ingredientes y formas de preparación de platillos que han enriquecido nuestra cocina tradicional, atrayendo a cualquier paladar y mostrando el abanico de la cultura gastronómica mexicana tanto tradicional como contemporánea.

En la edición GAG 2016 se dieron cita algunos de los chefs y restauranteros de mayor prestigio en nuestro país, dignos representantes de la oferta gastronómica actual, entre quienes se encuentran: Abel Hernández Mejía, Alfonso Jarero, Daniel Ovadia, Edgar Núñez, Fernando Martínez, Francisco López Abad, Gerardo Vázquez Lugo, Juan Cabrera, Lucero Soto, Maricú Ortiz, Paola Garduño, Roberto Alcocer, Sonia Ortiz y Vicente Torres así como la Sommelier Paulina Vélez. Y como invitados especiales la Chef Susanna Palazuelos y la Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado de Guerrero.  Además del reconocido historiador José N. Iturriaga, a cuyo cargo estuvo la presentación de este encuentro gastronómico.

Entre los patrocinadores de GAG 2016 se encuentran: El Palacio de Hierro, Acento Sabores Auténticos, Cerveza Reina, Colegio Superior de Gastronomía, Colegio Culinario de Morelia, Michoacán; Grupo Ambrosía, Nespresso, Restaurant Los Panchos y Tienda del MAP, A.C.

Grandes Artesanos de la Gastronomía 2016, se llevó a cabo el lunes 25 de abril, a las 12:30 horas, a beneficio de la AAMAP. Evento que forma parte del programa de recaudación de donativos destinados a diferentes proyectos del MAP.

GAG2016 (2)

Guerrero y su riqueza culinaria

La gastronomía de este estado mezcla la cocina indígena, española y francesa, al mismo tiempo que mantiene su carácter original y su estrecha relación con el México antiguo, ya que sus ingredientes básicos continúan siendo el maíz, el chile, la carne, los frijoles y los mariscos.  Riqueza descansa en el mestizaje biológico y cultural de las etnias que lo habitaron.

Las aportaciones nahuas y purépechas que conquistaron a los pueblos asentados antes del siglo XII y después la población española, asiática y africana en los siglos XVI y XVII, han dado como resultado el menú actual de la región.

La extensa y variada gastronomía ha permitido  dividirla en siete diferentes regiones: La Montaña, Norte, Centro, Tierra Caliente, Costa Grande, Costa Chica y Acapulco.

La región de la Montaña ofrece quesos acompañados con chipiles, verdolagas, halaches, hierbamora, hormigas conocidas como “chicatanas”, totopos y barbacoa de chivo.

Al Norte, en la región del Balsas, se puede disfrutar de los tlaxcales, tortillas de forma triangular acompañadas de queso, mientras que en los alrededores de Taxco se preparan los jumiles con salsa de chile verde, jitomate y ajo. En Iguala y los pueblos aledaños se cocinan pichones, codornices, conejos e iguanas en chileajo.

Los platillos típicos de la región de Tierra Caliente son la chimpa, la barbacoa de chivo, los frijoles puercos, el mole de iguana o de armadillo y aporreadillo, un guiso a base de carne de res deshebrada con huevo en salsa de jitomate criollo, chile verde, ajo, cebolla y cilantro.