El arquitecto (1915-1916). Colección Museo de Arte Carrillo Gil

Por Sonya Santos de Arredondo, Ex Presidenta @sonyasantosg

De José Clemente Orozco (1883-1949), hay ejemplares de casi toda su producción, una de las más importantes dedicadas a retratar la postrevolución mexicana y el arte indígena. De Diego Rivera (1886-1957) se expone una selección de su obra cubista, con piezas como “El Arquitecto (1915-1916)” o “Maternidad” (1916), mientras que de David Alfaro Siqueiros se exhiben 21 obras, entre pinturas, litografías y croquis de los murales que realizó en la década de los 40′.

Setenta y seis obras de José Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros y Diego Rivera, los tres grandes muralistas mexicanos, provenientes de la colección del Museo de Arte Carrillo Gil, componen la muestra La exposición pendiente 1973-2015, que albergará el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) de Santiago de Chile. En esta ocasión es también para celebrar el 25 aniversario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas México y Chile. Ambos gobiernos hicieron un esfuerzo conjunto para reeditar la muestra con una selección de 76 obras de las 169 piezas que componían originalmente la exhibición.

42 años después, Chile salda una deuda cultural con México. Una exposición que quedó sin inaugurarse, sería el 13 de septiembre, y el encargado de hacerlo era el propio presidente Salvador Allende. No se logro ya que el Golpe de Estado, que instauró la dictadura de Augusto Pinochet, fue el 11 de septiembre de 1973.  La exposición sobrevivió al ataque que las fuerzas golpistas al Museo de Bellas Artes de Santiago, en donde ya estaba montada.  Finalmente se inauguro el viernes 20 de noviembre 2015.

fernando gamboaFernando Gamboa (Ciudad de México 1909-1990)

“Estoy angustiado por el peligro y por la absoluta falta de seguridad que cada minuto amenaza a la gran colección Carrillo Gil y sus 169 pinturas de Orozco, Rivera y Siqueiros. Todas son de valor imponderable para la historia y el patrimonio cultural de México”, escribió entonces Fernando Gamboa, curador de dicha exposición. Hospedado en el Hotel Carrera, ubicado justo en frente al palacio presidencial de La Moneda, bombardeado por aire y tierra por militares. Las obras salieron intactas del ataque al museo. El museógrafo y curador Fernando Gamboa, quien en ese momento era subdirector técnico del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, viajó junto a toda una comitiva. Llegaron a territorio chileno para formar parte de una serie de jornadas de intercambio cultural, que se iniciarían el lunes 10 de septiembre de 1973. En ese entonces la exposición de llamaba Orozco, Rivera, Siqueiros. Pintura mexicana.

RETRATO-DE-JOSE-CLEMENTE-OROZCO_ALFARO-SIQUEIROS-700x436

“Retrato de José Clemente Orozco” de David Siqueiros

En esta ocasión la exhibición se ubica en el primer piso del MNBA, en los mismos espacios que Nemesio Antúnez, entonces director de dicho museo, y Fernando Gamboa destinaron a la muestra original, utilizándose para esta las rotondas, de dichas salas, como espacios para el despliegue de documentos y testimonios de época, que dan cuenta de los esfuerzos realizados para realizar la muestra en 1973 y su retorno a salvo, luego de la cancelación de su apertura. Respecto a las razones por las cuales ahora se presentan sólo 76 de las 169 obras que se montaron en 1973 se debe a protocolos de seguridad, los cuales indican que solo se pueden sacar del país un porcentaje razonable de aquellas que son patrimonio nacional.

Además de presentar la obra pictórica de los artistas mexicanos, la muestra contiene una reconstrucción documental que contextualiza el estrecho vínculo entre Chile y México, reforzado por el ideario social y político compartido por sus presidentes, y revela el testimonio de Fernando Gamboa (1909-1990), quien dejó constancia de sus pensamientos durante los caóticos momentos del Golpe de Estado a través de grabaciones.

En 1973 no existían estos protocolos, se integro dicha cantidad de obra y se volaron en un mismo avión. Para esta ocasión las obras fueron trasladadas en más de siete vuelos desde México, con siete comisarios distintos y curadores en los dos países.

15831_ZAPATA-ESTUDIO-PARA-EL-MURAL-DEL-CASTILLO-DE-CHAPULTEPEC_1966_ALFARO-SIQUEIROS-JOSÉ-DAVID_PIROXILINA-SOBRE-MADERA-COMPRIM

Zapata. Estudio para el mural del Castillo de Chapultepec. Siqueiros . Colección Museo de Arte Carrillo Gil

En cuanto pudo, Gambo logró embalarlas en 27 cajas y 14 días después del Golpe de Estado la muestra regresó a México, nunca más volvió a salir hasta ahora, narró a la AFP su actual curador, el venezolano Carlos Palacios. Embarcaron  en un avión de Aeroméxico, el 15 de septiembre, donde iban también, Hortensia Bussi, viuda de Allende, junto a sus hijas y nietos y el entonces embajador de México en Chile, Gonzalo Martínez Corbalá, quien antes del despegue escribiría un telegrama: “La ruta a México es: Antofagasta, Lima, Panamá, México y escala técnica en esos lugares. Comuníquenlo al canciller Rabasa y díganle que cruce los dedos”.

Para la selección de esta exhibición, que abrió sus puertas el 20 de noviembre 2015, la curaduría se basó en tres criterios: que fueran las obras más importantes de las que trajo Gamboa en su momento, que hubiesen estado documentadas en los dos catálogos que se editaron —uno de ellos prologado por Pablo Neruda, gran amigo de Siqueiros— y que sus representaciones de la revolución mexicana tuvieran un peso específico.

16991_EL-RÉQUIEM_1928_OROZCO-FLORES-CLEMENTE_TINTA-SOBRE-PAPEL_OBRA-32_5-X-44_2-CM-SOPORTE-33_3-X-44_3-CM-440x333

El réquiem (1928). Orozco. Colección Museo de Arte Carrillo Gil

En aquel momento de angustia, Gamboa dibujó un pequeño mapa museográfico en su cuaderno, donde describía la distribución de la muestra. A ese diseño, que se presenta, se le sumaron espacios documentales: allí están los registros de audio que el museógrafo mexicano grabó los días que estuvo en Chile, sus propios manuscritos y transcripciones de sus audios, recortes de prensa, fotografías, memorandos y correspondencia oficial. También un documental realizado por Bruno Salas (Escapes de gas).

17235_EL-NIÑO-MUERTO_1925-28_OROZCO-FLORES-CLEMENTE_ÓLEO-SOBRE-TELA_OBRA-50-X-40-CM-MARCO-68-X-77_5-X-5_5-CM-1-440x356 - copia

El niño muerto (1925). Orozco. Colección Museo de Arte Carrillo Gil

Entre las obras que el público chileno disfrutará están las pinturas cubistas El arquitecto (1915-1916) y Maternidad (1916), de Diego Rivera; así como 21 obras, pinturas, litografías y croquis de José David Alfaro Siqueiros, entre ellas Zapata, estudio para el mural del castillo de Chapultepec (1966), Torso femenino (1945) o el Retrato de José Clemente Orozco (1947). La relación de Siqueiros con Chile está representada por los grabados realizados para ilustrar el Canto General de Pablo Neruda.

17455_MATERNIDAD_CA-1916_RIVERA-BARRIENTOS-DIEGO-MARÍA_ÓLEO-SOBRE-TELA_SOPORTE-134_5-X-88_5-CM-1-283x440

Maternidad (1916). Rivera. Colección Museo de Arte Carrillo Gil

 

La selección más numerosa corresponde a José Clemente Orozco, con 50 piezas, entre óleos y grabados previos a los murales de gran contenido político. Entre ellas se aprecian obras emblemáticas como El fusilado (1926-28), El réquiem (1928), Pancho Villa (1931), Cristo destruye su cruz (1943) o Los teules IV (1947).

La exposición pendiente 1973-2015. Orozco, Rivera, Siqueiros, estará en el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) de Santiago de Chile hasta el 21 de febrero de 2016.

 

orozco rivera siqueiros

AFP PHOTO/MARTIN BERNETTI. FUENTE: Artdaily