TyTGdl1

Del 20 de mayo al 30 de agosto, de 2015

Museo Regional de Guadalajara

Diversas culturas han dejado un pasado cerámico y alfarero tan vasto e importante, con el que se puede reconstruir su historia a partir de objetos utilitarios fabricados a base de barro y arcillas, los cuales se han ido enriqueciendo a través de los siglos para, en la actualidad, dar paso a obras de arte de indiscutible valor plástico y universal, como las que pueden ser admiradas en esta exposición temporal que presenta el Museo de Arte Popular (MAP), en colaboración con el Instituto Nacional de Antropología e Historia y el Museo Regional de Guadalajara.

Una de las entidades más importantes en el panorama nacional de las artesanías, por la gran variedad de su producción, es sin lugar a duda Jalisco, Estado que alberga dos importantes centros productores: Tonalá y Tlaquepaque, poblaciones cuyo impacto y reconocimiento va más allá de las fronteras nacionales.

Vidrio soplado, textiles, madera, metal y otros tipos de trabajos alcanzan aquí un gran desarrollo, pero de todas las actividades artesanales la que más se destaca en esta zona, con una tradición que ha trascendido desde la época prehispánica, es la de la cerámica, principal ocupación de estas dos comunidades alfareras por excelencia. Sin olvidar Tateposco, El Rosario, San Martín de las Flores, Santa Cruz de las Huertas, Salatitán, San Gaspar y Coyula, asentadas al igual que la ciudad de Guadalajara, en el Valle de Atemajac.

El barro, las arcillas y sus características locales, han permitido experimentar en técnicas y estilos diferentes. La herencia de las grandes culturas prehispánicas es el ingrediente más importante del arte popular, al que se añade el componente hispánico con la influencia árabe en algunas artesanías populares.

El Museo Regional de Guadalajara se ubica en la Calle Liceo No. 60, Zona Centro de Guadalajara, Jalisco.