Hola amiguitos, espero se encuentren muy bien. Yo estoy muy contento porque el fin de semana mi tío vocholito me llevó a conocer un lugar increíble donde se trabaja con diversas fibras naturales y me explicó que la cestería es una de las artes más antiguas que hombre ha practicado.

Este lugar era un taller de artesanas que además me dejaron ayudarles a tejer varios cestos.

vocholito_con_sombrero

Las fibras vegetales, como su nombre lo dice, son una materia prima que se toma de diversas plantas, mismas que al ser secadas bajo distintas técnicas pueden ser manejadas para dar forma a sombreros, canastas, figuras, y hasta juguetes.

Imaginen esto, una hoja o rama de una planta, que es secada al sol, y golpeada varias veces para poder obtener sus fibras, con ellas poder tejer con sus propias manos hasta lograr un bonito sombrero o cesta. Esto es el trabajo con fibras vegetales o cestería.

En el siguiente video, podemos ver como se está realizando un sombrero con jipijapa que es una planta con hojas en forma de abanico. Una vez que la hoja ha sido secada, se pueden tejer bonitos sombreros como los que vemos que está haciendo este artesano.

En nuestro país, existe una gran tradición en la elaboración de diversos objetos hechos con fibras vegetales, misma que ha continuado por generaciones; así por ejemplo, en Yucatán y Campeche, se realizan los más bonitos sombreros, en el desierto de Sonora se crean hermosas “coritas” que son una especie de canastas hechas con fibras de un árbol llamado torote, estas fibras se tejen de una forma tan apretada, que cuando se mojan no permiten que el agua escurra, lo que las hace totalmente impermeables y seguras para transportar líquidos. En otras regiones de nuestro país, las fibras se utilizan para crear canastas, sombreros, morrales, nacimientos, juguetes y hasta figuras que son utilizadas en diversas celebraciones.  También puedes observar una muestra de este trabajo en las festividades del Domingo de Ramos, donde nuestros artesanos tejen la palma con diversas formas religiosas.

Las técnicas han perdurado al paso del tiempo, y es hermoso e increíble ver como las fibras siguen siendo extraídas de la misma manera como lo hacían nuestros antepasados, y cómo los sombreros y demás objetos son realizados con tanta dedicación y cariño para preservar nuestras tradiciones.

Amiguitos, si en algún momento tienen la oportunidad de comprar un juguete hecho con fibras vegetales, háganlo, y valoren mucho ese juguete pues se trata de un objeto que es parte de nuestra historia y patrimonio, tal como si se tratara de un gran tesoro.

vocholito_tejiendo

Mi visita al taller fue tan buena que hasta me regalaron un sombrero por haberles ayudado tanto, ya que la ayuda a los demás es muy importante para que todos logremos los mejores resultados en lo que hacemos.

Me voy a pasear con mi sombrero al Museo de Arte Popular para ver estas maravillas de fibras naturales que les muestro a continuación, espero verlos en mi próxima aventura.