Desde hace más de 40 años, Ángeles y Juana María, comparten la misma historia. Ellas no lo saben, pero las dos al mismo tiempo salen de sus casas comal al hombro y masa en mano. Al llegar a su destino, pasarán las siguientes horas palmeando entre sus manos unas dulces aromáticas y frágiles gorditas de maíz con sabor a vainilla y envueltas en coloridos papeles que venderán a afortunados peregrinos y caminantes. Son las Gorditas de la Villa o Gorditas de Atrio, delicia efímera de varias generaciones. Sólo 28 km separan sus Iglesias pero las une la fuerza de una tradición popular.

Gorditas estilo La Villa

 

 

Por Chef Graciela Montaño

Gorditas estilo La Villa (1)Ingredientes

2 tazas de harina de maíz cacahuazintle
2 cucharadas de manteca de cerdo
3/4 taza de azúcar
2 huevos
1 cucharadita de polvo para hornear
1 pizca de bicarbonato
1 ½ cucharada de vainilla
¼ taza de agua a temperatura ambiente

 

Preparación

  • Cernir harina, bicarbonato, polvo para hornear y azúcar.
  • Hacer un cuenco e incorporar la manteca y uno a uno los huevos y la vainilla.
  • Amasar hasta obtener una textura suave y si es necesario integrar poco a poco el agua.
  • Formar bolitas de 1.5 cm. de diámetro y aplanar entre las palmas de las manos o bien usar una máquina para tortillas.
  • En un comal, a fuego medio, cocerlas por ambos lados.
  • Sólo se voltean una vez, y su textura es suave.
  • Es importante no sobrecocerlas para evitar que al enfriarse endurezcan.
  • Dejarlas enfriar.
  • Envolver las gorditas de 10 en 10 en papel de china de colores.
  • Si se envuelven calientes, envolver antes en papel antiadherente para evitar que se pinten del color del papel.