mulita
Hola amiguitos, ¿qué tal les ha ido en esta primavera? Yo he disfrutado mucho aprendiendo sobre nuestras tradiciones y conociendo muchos lugares muy interesantes de nuestro país. 
Esta semana estoy preparando mi disfraz de mulita o de “indiecito” como comúnmente se le dice, pues se aproxima una fecha muy bonita y además divertida para nosotros los vocholitos: el jueves de Corpus o día de las mulitas. 
 
Esta tradición ha sido enriquecida al paso del tiempo, y si bien es resultado de una combinación de creencias, el hecho de encontrarse relacionada con animalitos y la celebración de los cultivos, la hace una fiesta que me gusta mucho; pero, les cuento: 
 
Para la religión católica, durante el jueves de Corpus, se cumplen exactamente 60 días de la resurrección de Jesús, y es un motivo de celebración por este hecho. 
 
En nuestro país estas celebraciones coincidieron con las fiestas en las cuales los pueblos que viven del cultivo y la agricultura, festejaban el inicio de la temporada en que sus siembras se encontraban listas para ser cosechadas y aprovechadas por los pobladores. Esto convirtió la fecha en una forma de celebración ya fuera para una creencia o para la otra, en todo caso como una oportunidad de agradecimiento. 
 
Ahora bien, ¿qué tiene que ver la mulita en esta fecha? al respecto hay historias muy divertidas que mezclan las creencias religiosas con estos bonitos animalitos. ¿Ustedes se imaginan un animalito de estos entrando a una iglesia e hincándose durante la ceremonia religiosa? pues eso es lo que cuentan algunas de las historias que mi abuelita vocholita me ha relatado sobre este tema. 
 
A raíz de estas leyendas, conforme ha pasado el tiempo, los vocholitos hemos tomado por costumbre el vestir a los más pequeños con ropa de manta bordada muy alegre y vistosa, huaraches de cuero y cintos de tela decorados, para llevarlos a la iglesia o bien para pasear en las plazas durante esta fecha, eso, más la foto del recuerdo que no puede faltar. 
 
También se tiene acostumbrado regalar pequeñas mulitas hechas con palma u hoja de maíz (totomoxtle) a los más grandes y decirles de cariño que es su día de celebración (comparándolos con las mulas). 
 
Este año, yo he decidido disfrazarme de mulita e ir paseando por la plaza de mi ciudad regalando pequeños animalitos de palma a todos los amigos vocholitos que vaya encontrando a mi paso. 
 
¿Tú te vestirás de mulita esta año? ¿Y tus hermanos más pequeños? No olvides disfrutarlo mucho y pedir a tus papás que te tomen una foto de recuerdo y compartirla con nosotros. 
 
Nos leemos en la próxima.