Esta ubicada en Klingelhöferstr 3,  10785 Berlín, Alemania. Correo electrónico:  mail@mexale.de

Esta ubicada en Klingelhöferstr 3, 10785 Berlín, Alemania. Correo electrónico: mail@mexale.de

El pasado 4 de marzo se llevó a cabo la ceremonia inaugural de la Feria de Turismo en Berlín con más de 5000 asistentes que experimentaron la riqueza de México en donde el Vochol® fue el gran favorito de los asistentes.

El pasado 4 de marzo se llevó a cabo la ceremonia inaugural de la Feria de Turismo en Berlín, con más de 5000 asistentes que experimentaron la riqueza de México, en donde el Vochol® fue el gran favorito de los asistentes.

El famoso Vochol®  junto a una serie de alebrijes gigantes serán exhibidos en las próximas semanas en la Embajada de México en Berlín, después de que  fueron transportados a esta capital para ser presentados en la Feria Internacional de Turismo de Berlin (ITB) los primeros días de marzo 2014.

México fue el “País Socio” de ese magno evento, el mayor en el mundo, y la Secretaría de Turismo realizó numerosas actividades para promocionar el nombre de nuestro país como destino turístico.

La Embajada informó que el Vochol® es un proyecto que emprendió en 2010 el Museo de Arte Popular (MAP) y la Asociación de Amigos del MAP (AAMAP), en conjunto con los gobiernos de Jalisco y Nayarit, para promover, exhibir y apoyar el arte popular mexicano.

El término Vochol®  resulta de la contracción de las palabras vocho, expresión mexicana para referirse al tradicional carro de la VW, y huichol, pueblo indígena de la Sierra Madre Occidental de México.

El Vochol® es el resultado del trabajo artístico que realizaron ocho artistas huicholes en un vehículo VW, plasmando en este su inspiración y cosmovisión. Para ello, dedicaron más de nueve mil horas, utilizaron más de 90 kilos de chaquira en la carrocería y aplicaron distintas técnicas y materiales para forrar los asientos del vehículo, decorar los rines, el volante y el tablero.

 El edificio de la Embajada de México en Alemania

Teodoro González de León y Francisco Serrano fueron los arquitectos de la Embajada de México en Alemania

Teodoro González de León y Francisco Serrano fueron los arquitectos de la Embajada de México en Alemania

La Embajada de México en Berlín es el resultado de la decisión de la SRE de trasladar la misión diplomática de Bonn a Berlín siguiendo los pasos del gobierno alemán y el Parlamento Alemán. Con este motivo, se convocó un concurso en 1997 para diseñar la nueva sede en el que participaron ocho grupos de arquitectos. Los miembros del Jurado adjudicaron la construcción del nuevo edificio que albergaría a la nueva Embajada de los Estados Unidos Mexicanos en la República Federal de Alemania a los arquitectos Teodoro González de León y Francisco Serrano
La pareja de arquitectos se dejaron inspirar en el diseño del edificio por los rasgos característicos de la arquitectura mexicana: grandes espacios abiertos y una estructuración vigorizante en cada elemento arquitectónico. La intención era crear un edificio que tuviera una imagen inconfundible que quedara registrada en la memoria urbana; una forma distinta que representara a México y que, por supuesto, se ajustara a las normas urbanas de ese privilegiado sitio donde está ubicada.

El nuevo edificio de la Embajada está ubicado en la parte central de Berlín; a cien metros del Tiergarten y sobre la avenida Klingelhöfer. Se inauguró el 22 de noviembre de 2000 después de 11 meses de construcción. Se utilizó como material de construcción, un hormigón especial que se fabricó con piezas de mármol y mármol molido. Destaca por su “monumentalidad ligera” y es representativo de México ya que, aunque moderno, mantiene viva la tradición arquitectónica mexicana.

El edificio ocupa un espacio de 1,300 m², tiene 18 metros de altura, como todos los edificios de ese conjunto, y sus fachadas están alineadas a los parámentos de las calles. La fachada principal enmarca dos planos de parteluces verticales; uno inclinado y otro alabeado que confluyen en un punto que señala la entrada.

El nuevo edificio de la Embajada está ubicado en la parte central de Berlín; a cien metros del Tiergarten y sobre la avenida Klingelhöfer. Se inauguró el 22 de noviembre de 2000 después de 11 meses de construcción.

El nuevo edificio de la Embajada está ubicado en la parte central de Berlín; a cien metros del Tiergarten y sobre la avenida Klingelhöfer. Se inauguró el 22 de noviembre de 2000 después de 11 meses de construcción.

En el interior del edificio llama la atención la generosidad de los espacios compuestos a partir de diagonales, áreas con diversas alturas y cubiertas, así como el juego interesante de iluminación. Tiene 5 niveles: en el nivel más bajo se encuentra el sótano que sirve tanto de estacionamiento como para bodega y cuartos de servicio y mantenimiento; la planta baja, con una doble altura, alberga la recepción, el salón de usos múltiples, el atrio central y un centro de información para el público. En el resto de las plantas se encuentran las oficinas de  los funcionarios y del personal de la Embajada. En la azotea se puede disfrutar de una terraza que es tan grande como toda la superficie construida.

La fachada de color blanco está conformada por una sola pieza de 18 metros de altura que forman una especie de persiana que da la impresión de abrirse para mostrar el interior del edificio conforme el transeúnte camina a lo largo de la construcción mientras que al conductor se le abren o cierran, según la dirección, al pasar por enfrente del edificio logrando así un efecto de abanico.

El atrio, igualmente de 18 m de altura y aproximadamente 14 m de diámetro es un cilindro con techo transparente que permite la entrada de luz natural e ilumina todo el edificio. Inspirado en el observatorio maya de Chichen Itzá, es un espacio rico en figuras geométricas. En él puede apreciarse también una serie de jardineras en forma de pirámide con plantas naturales.

El edificio deja una huella de la arquitectura y de la cultura de México en la nueva capital de Alemania que se ha convertido en el punto de reunión de la arquitectura del final del siglo XX y se ha convertido indudablemente en un punto de referencia para los berlineses.

 

 

*Con información de Notimex, SECTUR y la Embajada de México en Alemania (SRE).