Hasta el 2 de marzo de 2014.

A lo largo de su historia el hombre ha expresado sus más fuertes temores y fantasías a través de figuras fantásticas a las que les atribuye poderes mágicos capaces de brindar remedios y males.

Tal es el caso de las famosas rupicabras, pinturas rupestres antropomorfas que asemejan cuerpo de hombre y cabeza de animales; o las imponentes esfinges egipcias, los leones alados persas, los dragones chinos o serpientes emplumadas mesoamericanas que son sólo algunas de las tantas criaturas que componen la fauna mítica creada por la humanidad.  Ya sean monumentales expresiones arquitectónicas, imponentes esculturas, enigmáticas pinturas, o detallados dibujos y grabados;  Y cualquiera que sea la técnica o el material, los seres que integran esta zoología fantástica universal son muestra de la representación común de las culturas y los tiempos, logrando así una genealogía del bien y del mal fundamentada en seres vivos y temidos.

En México no es diferente; como ejemplo, a lo largo del siglo XX, famosos grabadores, dibujantes, pintores y, sobre todo caricaturistas, entre ellos Posada, Ruelas, y el Hotentote, dieron vida a diversas criaturas que se desprendieron de la imaginación del artista para eternizarse en el imaginario popular mexicano.  En el mismo sentido Pedro Linares, en el Distrito Federal, y Manuel Jiménez “El divino”, en Oaxaca, han sido exponentes de estas creaciones, llevándolos a un nivel de forma y calidad que supera los estándares de la cartonería y la talla en madera respectivamente, mismas que hasta nuestros días y con el esfuerzo de nuevos artesanos se ha logrado perpetuar en calidad y diseño sobre los ya conocidos ALEBRIJES mexicanos.

Ahora año con año estas enigmáticas y carismáticas criaturas invaden nuestra ciudad cada último sábado de octubre, conformando un desfile que llena de vida y color no sólo a las calles del Distrito Federal, sino al imaginario colectivo mexicano, dando lugar a una nueva tradición cultural.

El MAP en el marco de su séptimo aniversario presenta “La piel del Alebrije”, corteza multicolor y de mil textura, piel que es nuestra piel y nuestros matices, surrealista e imposible; que logra transformar animales fantásticos y temibles, en bellas y traviesas criaturas de singular tamaño; mismas que sin lugar a dudas son reflejo de la inigualable creatividad del mexicano, una creatividad generada siempre en seres terrenales, pues no hay, no existe otra fuente inspiracional.

Sean bienvenidos los temores, la imaginación, las extravagancias, los sueños y las alucinaciones, el mundo onírico y el espíritu lúdico que todos llevamos dentro, formas creativas que dan vida a estos seres de piel fantástica.

La piel del Alebrije es una exposición que se presenta a partir del día 28 de febrero de 2013 como parte de los festejos del séptimo aniversario del Museo de Arte Popular.

[galleryview id=8]