Chaqueta de gamuza y hueso. Autor desconocido. Colección Museo de Arte Popular.

Chaqueta de gamuza y hueso. Autor desconocido. Colección Museo de Arte Popular.

Las más conocidas artesanías tamaulipecas son jarciería, aperos de monturas, sillas de uso cotidiano en la casa, fundas de piel para varios tipos de  navajas, y otras para machetes y cuchillos; huaraches, cestería, muebles de madera, bosqueja la maestra Imelda de León; sigamos con ella.

Mención aparte merecen las famosas cueras tamaulipecas, chamarras que son como el traje oficial del estado y que son usadas tanto por mujeres como hombres. Los diseños que la engalanan son agregados, cosidos a mano, siendo los más usuales los florales con grecas intercaladas y otras formas geométricas. El toque final son los botones que pueden ser forrados o de hueso tallado.

Falda de gamuza. Autor desconocido. Colección Museo de Arte Popular.

Falda de gamuza. Autor desconocido. Colección Museo de Arte Popular.

También es famosa en el estado la cerámica, bruñida o alisada, sobria, gruesa y resistente,  decorada con engobes en tonos contrastantes.

Tampico como puerto, no podía faltar a la tradición artesanal de este tipo de ciudades con el mar cercano. Se elaboran todo tipo de figuras teniendo como materia prima las conchas y los caracoles. Como el símbolo de Tampico son las jaibas, las vacían sin romper  su caparazón y tenazas, las barnizan y las ponen sobre una base de madera con sus ojos saltones hechos con cuentas de color negro, algunas con actitudes festivas.

Con la cáscara dura del coco bien pulida,  elaboran caras de personajes populares, que decoran con pinturas de aceite;  destacan las de muertos que no tienen nada que ver con las del centro del país, son hechas con mucho realismo y en colores amarillentos verdosos, como si fueran de un cadáver. Las usan principalmente para bromear o disfrazarse de brujas o seres fantasmales.