Por Cristina Fernández Cortina (Twitter @Crisfdzc)

Para poder dominar el nuevo mundo y con el fin de lograr su propia supervivencia, los conquistadores españoles llevaron a cabo un amplio proceso de reformas y ajustes a gran escala.

Para poder dominar el nuevo mundo y con el fin de lograr su propia supervivencia, los conquistadores españoles llevaron a cabo un amplio proceso de reformas y ajustes a gran escala.

A partir de 1519 con la llegada de Hernán Cortés y durante la época de la colonia, se llevó a cabo en lo que hoy conocemos como México, un largo y complejo proceso de reestructuración en todos los ámbitos de la forma de vida de los indígenas, con la inclusión de toda una variedad de elementos, totalmente desconocidos para ellos.

Para poder dominar el nuevo mundo y con el fin de lograr su propia supervivencia, los conquistadores españoles llevaron a cabo un amplio proceso de reformas y ajustes a gran escala, con actividades tales como:

a)    La eliminación de la infraestructura existente, para imponer ahí mismo, una nueva propia (especialmente en los

lugares religiosos);

b)    La modernización los medios de producción importando al territorio animales de carga para ser usados en la agricultura, al igual que flora y fauna exótica usada en los alimentos, medicinas, etc.;

c)    La distinción entre castas o clases sociales donde ellos estaban a la cabeza, subordinando así a los indígenas;

d)    La creación de programas de evangelización y conversión con distintas técnicas para asegurar la sumisión y la paz  de los indios, entre muchos otros.

Más allá de las reformas militares, políticas, sociales y económicas llevadas a cabo, el aspecto base de la dominación española, fue la colonización (o el intento de la misma) de la mente y las formas de comprender la realidad de los nativos. Esto significó cambios en todos los aspectos y niveles de su forma de vivir y pensar, dando como resultado sincretismos en la cultura, la religión, la comida, la música, la danza, la política, la filosofía, etc.

 

¿QUÉ ES EL SINCRETISMO?

-El sincretismo, es generalmente un proceso espontáneo, lento, inconsciente y paulatino, que se da como consecuencia de los intercambios culturales, la cohabitación, o a veces por alguna intervención oficial (como fue el caso de México).
-El que dos culturas diferentes se encuentren cara a cara puede provocar un conflicto difícil de resolver.
-El sincretismo supone aceptar la situación de crisis y afrontarla en dos etapas: la acomodación y la asimilación.
-No es una simple yuxtaposición de dos culturas, sino que va mucho más allá. 
-Es un fenómeno muy complejo y diferente en cada caso, por lo que es importante analizarlos de manera individual.

 

 

Barro policromado, Jalisco

Barro policromado, Jalisco

LA RELIGIÓN

El sincretismo religioso, es algo que se ha presumido en México desde hace casi quinientos años. Se puede entender como el intento de conciliar doctrinas o religiones distintas. Es decir, la situación que se produce cuando se mezclan dos religiones, en la cual, una principal toma y adopta elementos (tales como: ritos, leyendas y mitologías) de la otra, para hacerlos propios. Se hace por medio de una simbiosis, en donde las dos culturas religiosas se mantienen, dando lugar al nacimiento de una nueva identidad religiosa única.

En el caso del México prehispánico, por ejemplo, los indígenas vivían en sociedades con códigos complejos y bien establecidos. La religión y el culto a los dioses estaban muy enraizados dentro de su vida cotidiana. Por lo tanto, la imposición de nuevos íconos y símbolos católicos por parte de los colonizadores, no fue tarea fácil. Los españoles, en un intento desesperado de conversión y evangelización, se vieron obligados a permitir que los indígenas conservaran algunos de sus ritos y tradiciones culturales y religiosos, para ajustarse con más facilidad a la religión católica. El proceso que se llevó a cabo refleja la recepción creativa y original del catolicismo por parte de los indígenas, negros y mestizos; en donde crearon un sistema religioso nuevo, que les daba sentido, pero separado, hasta cierto punto, de la Iglesia católica oficial.

El sincretismo religioso en México se puede ver manifestado en la imaginaría religiosa como resultado de la libre interpretación de artesanos indígenas y mestizos, de los símbolos cristianos. Así es como podemos observar: crucifijos hechos de caña de azúcar y maíz, angelitos negros, tlahualiles, vírgenes mestizas y mulatas, las posadas en épocas navideñas, árboles de la vida con vírgenes, diablos de complexión blanca, cristos negros y representaciones de personajes míticos de las culturas indígenas.

Los españoles, en un intento desesperado de conversión y evangelización, se vieron obligados a permitir que los indígenas conservaran algunos de sus ritos y tradiciones culturales y religiosos

Los españoles, en un intento desesperado de conversión y evangelización, se vieron obligados a permitir que los indígenas conservaran algunos de sus ritos y tradiciones culturales y religiosos

Virgen de Guadalupe

Virgen de Guadalupe

Uno de los ejemplos claves a la hora de explicar el sincretismo religioso en México de manera concreta sería el caso la Virgen de Guadalupe. Quien por medio de semejanzas, mitos, simbolismo y parábolas, facilitó la evangelización y conversión a gran escala, hasta convertirse en ícono indiscutible para gran parte de los mexicanos católicos. De hecho, hasta hoy en día, una de las fiestas más grandes del país es el Día de la Virgen de Guadalupe, celebrada cada doce de diciembre. Ese día, millones de personas, tanto nacionales como extranjeras, peregrinan a la Basílica para festejarla, rezarle, cantarle, pedirle, encomendarse y agradecerle. Esta es su forma de renovar su fe y de mantener con vida a una tradición de una religión que se logró imponer, pero no sin antes dar lucha por conservar las más antiguas raíces de nuestros pasados, que hoy en día siguen latentes.

"San Antonio, mándame novio"

“San Antonio, mándame novio”

Otro gran ejemplo en el que logro identificar el sincretismo religioso en México, es el caso del Santoral Católico, utilizado por los indígenas para mantener su religión y creencias politeístas vivas, extrapolándolo a su gama de dioses, e identificándolo con distintas figuras, signos y símbolos católicos. Tan fue así que incluso los sacerdotes, al percatarse de esto, lo empezaron a usar como herramienta de conversión y evangelización con los demás grupos indígenas.

Hoy podemos ver todo esto reflejado en nuestra cultura popular con los refranes de origen religioso usados en la vida diaria de los mexicanos. Algunos de estos podrían ser: “Ni yendo a bailar a Chalma”, “San Antonio mándame novio”, “La vela se le enciende al santo que la merece”, “Ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre”, “Hasta el santo desconfía cuando la limosna es grande”, “Si se alivió, fue la Virgen; si se murió, fue el doctor”, entre muchos otros.

Debemos de entender que las cosas no son estáticas y por lo tanto, no se quedan aquí. Siguen moviéndose, evolucionando, cambiando. No fue una mezcla de lo español con lo indígena durante la  colonia únicamente. Hoy seguimos viviendo el sincretismo en distintos niveles y formas a diario con celebraciones como la del día de los muertos, o la secta de la Santa Muerte que surge de la mezcla de cultos católicos y ritos de narcotraficantes y delincuentes. Asimismo el narcotráfico unido a  la religión católica han dado como resultado, la adoración al Santo Jesús Malverde.

 Hoy seguimos viviendo el sincretismo en distintos niveles y formas a diario con celebraciones como la del día de los muertos

Hoy seguimos viviendo el sincretismo en distintos niveles y formas a diario con celebraciones como la del día de los muertos

 

Podríamos mencionar muchos ejemplos de sincretismos más, los cuales van cambiando y evolucionando, a veces de manera compleja, y otras de forma más simple, con rasgos de unidad y divergencia pero siempre redefiniéndose, en busca de una personalidad propia.