MQ y Deleg

El domingo 8 de diciembre, a partir de las 10:00

horas, en el Auditorio  Ángela Peralta del

Parque del Reloj   (Lincoln), en Polanco.

De las manos de los artesanos a su mesa

MERCADO DE QUESOS ARTESANALES MEXICANOS

  • Una magnífica oportunidad para disfrutar también del pan, vino y  cerveza artesanales, además de la artesanía mexicana
  • El domingo 8 de diciembre, a partir de las 10:00 horas, en el Auditorio Ángela Peralta del Parque del Reloj (Lincoln), en Polanco. Con un donativo de 100 pesos la admisión, niños menores de 12 años entran gratis.
  • Sabores, creatividad, y colorido, reunidos en un solo espacio para   la delicia del público. Se contará con la presencia de la Gran maestra de  la gastronomía mexicana Patricia Quintana.

Dentro de la amplia variedad de platillos, ingredientes y sabores que conforman la gastronomía mexicana, los quesos y el pan, así como el vino y la cerveza, vienen a ser el complemento ideal de nuestra riqueza y tradición culinarias.

La Asociación de Amigos del Museo de Arte Popular, A. C. (AAMAP), brinda al público en general la oportunidad de deleitarse con Nuestro Mercado de Quesos, Pan, Vino y Cerveza Artesanales, además de poder adquirir artesanía mexicana.

México tiene una gran variedad de quesos que se elaboran en toda la republica.

México tiene una gran variedad de quesos que se elaboran en toda la republica.

La producción artesanal es una de las formas de trabajo más antiguas que existen, convirtiéndose en la esperanza de progreso de muchas personas. Una de las tantas industrias artesanales que han logrado una presencia importante en México, es la de los quesos; sin dejar de mencionar la de la cerveza, el pan y el vino.

La historia del queso en México inició cuando los conquistadores españoles trajeron las vacas, cabras y ovejas al Nuevo Mundo, cambiando permanentemente los hábitos alimenticios en el país.Los españoles también trajeron las técnicas para hacer los quesos de su tierra natal, tales como el manchego. Con el tiempo, la mezcla de los pueblos europeos con los pueblos indígenas y sus tradiciones incluyeron la modificación de los quesos para adaptarse a los gustos mestizos. Esta adaptación, que varía de una región a otra, ha dado lugar a la variedad de queso que se produce hoy en la República.

Las primeras regiones conocidas por sus quesos fueron los Altos de Jalisco y la comarca lagunera en el área de Coahuila y Durango. Estas dos áreas son hasta hoy grandes productoras de queso y otros derivados lácteos. Incluyéndose hoy en día otras zonas, como: Chihuahua, Oaxaca, Querétaro, Aguascalientes, Jalisco, Guanajuato, San Luis Potosí, Michoacán, Puebla, Tlaxcala, Toluca y Chiapas.

La palabra artesanal implica que un queso es producido principalmente a mano, en lotes pequeños con atención particular al arte tradicional del quesero, utilizando la menor cantidad posible de procesos mecánicos en la producción del mismo. Los productos artesanales son considerados una identidad cultural localizada en un territorio geográficamente delimitado. El queso artesanal como un producto de identidad, actúa como patrimonio nacional de los países de donde es originario.

Queso Cotija, de Cotija Michoacán.

Queso Cotija, de Cotija Michoacán.

Algunos de los quesos más reconocidos en el país, son: Quesillo de Oaxaca, Manchego mexicano, Panela, Asadero, Cotija, De aro o ranchero, Adobera, Crema tropical, De cincho, Chapingo de hoja, De poro, Bola, De epazote, De rueda y Requesón.

La mayoría de estos aún son elaborados de manera artesanal, por ejemplo gran parte de la producción de queso Oaxaca se realiza en talleres artesanales significando una fuente de ingreso para muchas familias e incluso para comunidades enteras, como es el caso de Aculco. También el queso Cotija originario de Michoacán, se produce de manera artesanal con leche proveniente de vacas criollas cruzadas con cebú y razas europeas. Otro queso producido en México es el Manchego, aunque comparte su nombre con el queso español, la versión mexicana se hace con leche de vacas y no de ovejas.

En Oaxaca se le llama Quesillo, en el resto del país simplemente queso Oaxaca

En Oaxaca se le llama Quesillo, en el resto del país simplemente queso Oaxaca

Como parte de la cultura para incrementar el consumo y variedad de quesos, se recomienda acompañarlos con pan artesanal, galletas y fruta fresca. Incluso, las frutas rojas combinan mejor con los quesos de cabra.

La producción artesanal es una de las formas de trabajo más antiguas que existen, convirtiéndose en la esperanza de progreso de muchas personas. Una de las tantas industrias artesanales que han logrado una presencia importante en México, es la de los quesos; sin dejar de mencionar la del pan y el vino.

Otra de las industrias artesanales que se ha extendido en México, es la de la cerveza casera. Sus orígenes se pierden en la noche de los tiempos entre historias y leyendas, incluso en distintos escenarios geográficos y culturales. Lo cierto, sin lugar a dudas, es que se trata de una de las más antiguas bebidas que el ser humano ha elaborado y consumido, aun tomando en cuenta las muy considerables modificaciones registradas a lo largo de los tiempos.

Ha sido y es, un gozoso juego de sabores, experimentos, impulsos y aromas: una experiencia multisensorial que va cautivando a los paladares mexicanos y que tiene una presencia cada vez importante en las mesas gourmets nacionales.

Debe ser servida siempre con dos dedos de espuma y a una temperatura de 5°, pero nunca en vaso congelado porque al derretirse la película del interior se añade agua. La espuma deberá ser fina y persistente para que se adhiera al vaso. Tener un color brillante y un aspecto espumoso.

Aquellos aficionados a la bebida, que no veían colmadas sus expectativas cerveceras o que simplemente se consideraban capaces de poder elaborar una gran cerveza, se lanzaron por su propia cuenta en pequeña escala, imponiendo sus marcas como sinónimo de refinamiento y culto. De hecho, la diferencia que existe entre la cerveza que se produce en millones de litros y las que se hacen a menor escala, suelen ser abismales, siendo estas últimas indiscutidamente superiores.

Las condiciones geográficas de diversas regiones del país y la gran cantidad de pequeñas empresas artesanales que operan en el territorio, hacen posible un círculo virtuoso que permitirá ofrecer al público una rica variedad de productos en Nuestro Mercado de Quesos, Pan, Vino y Cerveza Artesanales Mexicanos, coadyuvando a crear una cultura en el consumo y degustación de este tipo de alimentos.

Esta gran fiesta del sabor, organizada por la AAMAP, representa a su vez una magnífica oportunidad para que los visitantes al evento, tengan a su alcance piezas de la artesanía mexicana, surgidas de la imaginación y destreza de nuestros artistas del pueblo, producidas una a una, con cariñoso esmero.

logo aamap