Toledo

Francisco Toledo ha sido un gran benefactor para México, su legado no solo es a través de su arte sino de su generosidad para promover e impulsar el arte y la cultura de México, los múltiples proyectos que ha realizado son una muestra de ello. En 1972 comenzó su interés por difundir las artes en Oaxaca con la fundación de la Casa de Cultura de Juchitán, además constituyó el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, el Taller Arte Papel Oaxaca, el Centro de Artes de San Agustín, la Biblioteca para Invidentes Jorge Luis Borges, el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo, el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO), el Cine Club El Pochote, el Jardín Etnobotánico, la Fonoteca Eduardo Mata, la Biblioteca Francisco de Burgoa, la editorial Ediciones Toledo, las revistas Guchachi Reza (Iguana Rajada) y Alcaraván. Además ha donado pinturas, cerámica, grabados, esculturas, y libros a diversas instituciones.

En 2005 ganó el reconocimiento como el Premio Nobel Alternativo que otorga la fundación sueca Right Livelihood Award por su labor en defensa del patrimonio cultural, el medio ambiente y la sociedad de Oaxaca, convirtiendo a su ciudad en un centro dinámico para el arte visual y la literatura.

Recientemente reconstruyo un jardín de niños en San Agustín Etla, Oaxaca, donde el arte fue la principal herramienta: