Por Patricia Gout

Dahlia coccinea

Dahlia coccinea

En la AAMAP somos unos enamorados de México… México y todo lo suyo nos apasiona, y siempre buscamos compartir este amor en todo lo que hacemos: En nuestro museo, en nuestra página web, en los eventos que organizamos y en los artículos que escribimos. En este mes de agosto, en que se celebra su ‘día oficial’; y en este año de 2013 en que se celebra su 50 aniversario como Flor Nacional de México, queremos hablar de una magnífica aportación de nuestro país al mundo: La flor de Dalia.

Todos sabemos que México es uno de los países con mayor biodiversidad, albergando al 12% de todas las especies animales y vegetales del planeta. Sabemos también que nuestra tierra ha aportado al mundo cosas como el cacao, la vainilla, el aguacate o la emblemática flor de Nochebuena. Hoy queremos recordar también a esta otra flor 100% mexicana que quizá por tener tan a la mano apreciamos menos y que sin embargo ostenta el record mundial de variedades entre todas las especies vegetales, llegando a registrarse más de 50 mil tipos distintos en la Real Sociedad de Horticultura de Inglaterra.

 La Dalia o Dahlia –llamada así en honor del botánico sueco Andreas Dahl- es una flor de la familia de las Asteráceas, que en el año de 1963 fue proclamada por decreto presidencial de Adolfo López Mateos la Flor Nacional de México. Su origen puede encontrarse en los bosques templados del sur y centro de la república –se piensa que fue hallada por primera vez en la zona de Milpa Alta, en la Ciudad de México- y ya en las narraciones de la Nueva España se habla de esta planta cuyas cualidades estéticas y medicinales hicieron que Nezahualcóyotl y Moctezuma la tuvieran presente en sus jardines botánicos de Tezcutzingo y Oaxtepec. Los aztecas la cultivaron y denominaron Xicaxochitl o Acocoxochitl.

dalia2En 1789, el director del Jardín Botánico de la Nueva España, Vicente Cervantes, envió las primeras semillas de Dahlia al sacerdote y botánico Abbé Cavanilles, quien era director del Real Jardín Botánico de Madrid. Las semillas produjeron flores de brillantes colores, y fue Cavanilles quien se encargó de su propagación enviando semillas a diferentes jardines botánicos en Europa. Envió también semillas a la esposa del embajador británico en España, una entusiasta horticultora que la introdujo en Inglaterra, donde su popularidad ha llegado a ser tanta o más que en el propio México. En 1881 se formó la ‘National Dahlia Society’, que sigue hoy trabajando por promover y fomentar las distintas variedades de Dahlia (www.dahlia-nds.co.uk)

 El naturalista alemán Alexander von Humboldt también fue un propagador de la Dahlia en Europa pues envió muchas semillas a Berlín, y se sabe que la emperatriz Josefina de Francia era una entusiasta de esta flor y en su jardín del palacio de Malmaison tenía una gran colección con distintos ejemplares.

 En la actualidad, la Dahlia cultivada se ha extendido por casi todos los países del mundo. En México, sus principales productores son el Distrito Federal,  Puebla, y el Estado de México. En el año de 1995 se constituyó La Asociación Mexicana de la Dalia (http://daliaoacocoxochitl.com.mx) y a partir de 2007 se estableció el día 4 de agosto como ‘Día Nacional de la Dalia’, en que en diversos viveros y jardines botánicos se hacen exposiciones y concursos para presentar las nuevas variedades. Este año sin duda los eventos tendrán especial relevancia debido a su 50 aniversario como la Flor Nacional de México. Vale la pena visitarlos…

Dalia imperialis

Dalia imperialis

 

Fotografías son cortesía de Fundación Xochitla, A.C.