Eneas De Troya

¿Te imaginas cómo jugaban tus papás o tus abuelos cuando no había videojuegos?,

¿te han contado cuando podían salir a jugar a la calle o al parque?,

o ¿a qué jugaban con sus amigos y/o hermanos?.

Juguetes-artesaniasNosotros te contaremos sobre algunos de esos juegos, pero antes te invitamos a convertirte en un investigador privado y preguntarle a tus papás cuáles de estos juegos conocen y cómo se juegan.  Ah, pero tu misión no termina ahí, te invitamos a que uses la sección de comentarios para conocer qué te dijeron y decirnos si tú has jugado alguno de ellos:

El balero; juegos de mesa como la lotería, el juego de la oca, el juego de serpientes y escaleras y el juego del coyote; el “futbolito” de madera; las marionetas; la matraca; la perinola; las piñatas; el silbato; la sonaja; las tablitas; el trompo o las ‘churumbelas’ (trompos chilladores); la viborita; el yoyo; los carritos y trenes de madera y fibras naturales; las máscaras; las muñecas de fibras naturales, hoja de maíz, cartón, madera y tela; los boxeadores de madera; los gallitos; la matatena; las pistolas y rifles de madera; las canicas; las casas de muñeca; los “chintetes” (maromeros de madera); los “guarecitos” o pequeños cestos tarahumaras (juegos de hasta diez piezas que se meten una dentro de la otra desde la más grande, de 7 u 8 centímetros, hasta la más pequeña de 2 centímetros de diámetro); news_photo_19365_1317155410las parihuelas rarámuris (aros que se van rodando con una vara); soldaditos de plomo; títeres de barro: charros a caballo, toreros, brujas, Cantinflas y muertecitas; caballitos de cartón o madera con ruedas que montaban los pequeños; los globos de cantoya de papel de china; los papalotes, cometas, güilas o papagayos (según la región); los rehiletes de pape; los avioncitos de cartoncillo; los “espantasuegras” de papel y cornetas de cartón; alfeñiques (figuras de azúcar) con formas diversas; los “carranclanes” (soldados revolucionarios, Adelitas y jinetes tejidos en tule); instrumentos musicales de madera como: las jaranas jarochas, guitarritas, mandolinas, arpas y violines; flautas de carrizo; trastecitos de barro vidriado; trasteritos y mueblecitos de madera calada; molcajetes y metates en miniatura; las “temblorosas” (debido a que tiemblan al moverlas con un hilo) con forma de tarántulas, lagartos, muertecitas, muertes a caballo, brujas y monjes de barro con extremidades de alambre enrollado y pelo de conejo; figuras de hojalata (mariposas, carruseles) que al rodarse tienen movimiento; guajes, jícaras, animalitos, cochecitos, avioncitos o las ruedas de la fortuna y carruseles activados por una manivela y pole, todos ellos laqueados; jinetes y barcos de cáscara de coco y caracoles; las “Tanguyús” (pequeñas muñecas de barro modeladas a mano y decoradas con anilinas, que se regalan a las niñas en ocasiones especiales y durante las fiestas de fin de año en Oaxaca);los alebrijes de cartón o de madera; pequeñas espuelas; planchitas de metal; las “carracas” veracruzanas (que imitan el sonido de las ranas y que se hacen con cilindros de cartón que se detienen en un palito con hilos o crines de caballo pegados con brea); la Kimbomba” o bolillo.

¿Sabías que

algunos de estos juguetes los encuentras en el Museo de Arte Popular?
¡te invitamos a conocerlos!.
Sala2-1 (5)