Por Patricia Gout

576652_431139516917269_1179758170_n Un día me topé con ella en Youtube y me quedé pasmada. Su destreza en el piano a sucortísima edad era impresionante y lo mejor de todo es que era mexicana. Después tuve la oportunidad de conocerla en persona, convivir con ella y desarrollar una amistad familiar de la cual me enorgullezco pues no solamente se trata de una de las más grandes promesas de México para el mundo de la música, sino además es una niña llena desencillez y encanto.

Originaria de Guadalajara, Daniela comenzó a tocar el piano a los 3 años de edad bajo la tutela de su padre, Robert. Él, que había sido un niño virtuoso del violin quiso encauzarla hacia ese instrumento, pero Dany no dudó en escoger el piano. Muy pronto se dieron cuenta sus padres que la niña tenía un talento notable y no escatimaron en adaptar su vida y hacer los esfuerzos necesarios para que ella recibiera las mejores oportunidades. La llevan cada semana a estudiar a la Universidad de Colima, que cuenta con una de las mejores escuelas de música de la República Mexicana, y bajo la tutela de sus maestros Anatoly Zatin  -el prestigioso director de la facultad- y VladaVassilieva, Daniela ha ido progresando hasta convertirse a sus 11 años de edad recién cumplidos en una excepcional artista.

379172_10151701155573625_739705298_nEntre sus muchos logros está el haber sido la solista más joven en tocar con una orquesta, habiendo debutado a los 9 años con la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes y la Filarmónica de Jalisco. Ha tocado en teatros de Alemania, España, Italia, Rusia y Estados Unidos. En 2012 ganó el primer lugar en la prestigiosa ‘Russian International Music Competition’, en que fue además la primera latinoamericana ganadora en la historia de la competencia. El pasado mes de mayo fue invitada por el célèbre pianista Lang Lang para tocar en el concierto que dio en la Ciudad de México, junto con Dana Rodríguez y Jimena Caballero; las tres fueron seleccionadas para formar parte del concierto que el chino dio en Berlín por su 30 cumpleaños junto con otros 47 niños de todo el mundo. Para coronar un año lleno de éxitos, 2013 marcará su debut ni más ni menos que en el Carnegie Hall de Nueva York en el mes de octubre.

Ver a Dany es un deleite. Sin perder su aire infantil y su espontaneidad, cuando no está tocando es una niña como cualquier otra que corre, bromea, y sonríe todo el tiempo, pero al sentarse en el piano se transforma, y si uno cierra los ojos no podría creer que es una chiquilla de once años  a la que está escuchando. Un nivel de complejidad, una limpieza en sus ejecuciones y una memoria fuera de lo común en alguien de su edad, que han conquistado hasta a los más exigentes músicos y maestros. Cabe señalar también que poco valdría el talento si no hay disciplina, y es muy impresionante constatar en Daniela una paciencia, una determinación y una disposición total para hacer los sacrificios que su carrera exija, cosa que nos hace esperar un alentador futuro para ella en el difícil mundo de la música.

941149_10151790615272873_776237415_n