Por Jose N. Iturriaga

En las artesanías guanajuatenses inciden las culturas indígenas otomí, purépecha o tarasca y chichimeca-jonaz, amén de los pueblos mestizos.

Destaca el Estado por su juguetería artesanal. En Celaya, Santa Cruz de Juventino Rosas, Silao, Dolores Hidalgo, Acámbaro, Salamanca, Irapuato y la ciudad de Guanajuato hacen muy variados juguetes populares. En las dos primeras elaboran figuras de alfeñique para Muertos y en San Miguel Allende “azucarillos”, especifica la antropóloga Marta Turok.

La recuperación de la cerámica mayólica se debe a Gorky González, Premio Nacional de Ciencias y Artes.  En Dolores Hidalgo y en San Felipe Torresmochas se trabaja la cerámica vidriada. En Acámbaro, la cerámica de alta temperatura.

Se producen textiles de lana y algodón en San Miguel Allende, San Luis de la Paz, Coroneo, Guanajuato, Moroleón, Uriangato, San Diego de la Unión y Santa Cruz.

Metalistería y joyería son ramas artesanales que se trabajan en San Miguel Allende y Guanajuato, respectivamente.  En Apaseo el Alto, Chamacuero de Comonfort, San Miguel de Allende y Dolores Hidalgo se elaboran tallas de madera. En Celaya y San Miguel Allende, Judas para Semana Santa. Cerería en Salamanca. Por su parte, la cestería está muy difundida en la entidad.

252124_10150743596440333_325213235332_20153542_626617_n