Receta de Sonia Ortiz

Cocina y Comparte http://cocinaycomparte.com/

Ingredientes

2 piezas de limón
sal
1/4 pieza de cebolla blanca
2 dientes de ajo
aceite vegetal
2 piezas de zanahoria
1/2 taza de garbanzo
1 pieza de aguacate
1 vara de epazote
160 gramos de queso oaxaca
1 pieza de pechuga de pollo
3 piezas de jitomate guaje
2 piezas de chile chipotle adobado
 

Preparación:

Dejar remojando los garbanzos toda la noche. Cocer en una olla con agua sobre la estufa durante 2 horas o en olla de presión 30 minutos. Escurrir. Pelar las zanahorias y cortar en rodajas. Poner a cocer la pechuga de pollo durante 30 minutos. Agregar las zanahorias y el epazote y continuar cociendo 10 minutos más. Sacar la pechuga de pollo y desmenuzar. Picar la cebolla y el ajo finamente. Picar los jitomates en cubos pequeños. Acitronar la cebolla y el ajo en una sartén abierta con aceite durante un par de minutos. Agregar el jitomate y continuar cociendo 5 minutos más. Dejar enfriar y licuar. Agregar la salsa molida al caldo. Añadir los garbanzos cocidos y escurridos junto con los chipotles enteros y el pollo desmenuzado, sazonar con sal al gusto y continuar cociendo 5 minutos para que se integren los sabores. Servir con cubos de aguacate y queso Oaxaca y un cuarto de limón junto a cada plato.

El Caldo Tlalpeño, uno de los platillos más populares en nuestro país, tiene su origen en la Ciudad de México. Cuenta la historia que en el s. XIX, en la estación Indianilla (hoy un centro cultural) los tranvías hacían su viaje, tirados por mulas, fue Porfirio Díaz quien los mando electrificar en 1900. Hacían el recorrido a la estación Tlalpan. También los había con barrotes para trasportar reos, otros como carrozas fúnebres para trasportar los restos de difuntos. Para trabajadores y usuarios de este transporte y en torno a la estación, surgen los famosos Caldos de Indianillas: los había de pollo con chile, menudencias, con garbanzo, y algunos otros ingredientes. Es entonces cuando la gente empezó a llamarlo como “El Caldo de Tlalpan” llegando a transformar el nombre en Caldo Tlalpeño.