DSC05287

Por: Rafael G. Córdova

El domingo de ramos es para los católicos el inicio de la semana santa y evoca la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén, donde como señal de bienvenida fue recibido con cantos y palmas.  Es de aquí que surge la tradición de acudir a la iglesia con palmas o trigo combinado con ramas de laurel, manzanilla y otras flores, todo ello trabajado con maestría en formas distintas por las manos artesanales.

Este trabajo artesanal lleva un proceso de elaboración de meses, pues antes de elaborar las figuras, deben buscar las palmas en el monte, orearlas, recortarlas, tejerlas y decorarlas, no omitamos mencionar que los bordes de la hoja de palma cortan como una navaja por lo que no es nada sencillo elaborar estas obras. Las figuras predominantes en estas fechas son las cruces, cristos, rosarios, vírgenes, corazones y abanicos.

Pero no sólo las palmas son parte de una tradición, también pueden observar a grupos de hombres y mujeres en sus trajes tradicionales, sentados en el piso y trabajando con maestría los distintos materiales para formar verdaderas obras de arte, llenando de vida, color y conocimientos ancestrales los atrios y banquetas de los templos.

Ésta es una labor familiar transmitida entre las distintas generaciones; sin embargo cada vez y ante la pérdida de los feligreses y la tradición, sus ingresos y ventas se han visto mermados; y siendo éste un evento anual, lo que no se venda deberá esperar al siguiente año para ser ofertado. Otro problema es el uso cada vez más frecuente de elementos industrializados o flores artificiales, que demeritan o desplazan el trabajo cien por ciento artesanal.

A los ramos bendecidos este día se les atribuyen no pocas virtudes, especialmente de protección de las casas contra rayos y otras calamidades naturales, por eso los vemos colgados en los balcones y tras las puertas de muchas casas como defensa para impedir el paso del mal.

Al transcurrir el año y una vez que las palmas son sustituidas, éstas pueden ser entregadas a las iglesias, donde se quemarán y formarán la ceniza que se impondrá el Miércoles de ceniza.

[galleryview id=12]