imagencompartemap

Cada vez que observo la ciudad “pintada” de lila gracias a la flor de la jacaranda, viene a mi recuerdo que además de brindar una hermosa vista, era el clásico remedio que mi madre usaba para “las lombrices”. Esto gracias a sus propiedades desparasitantes entre otras descritas en la medicina tradicional mexicana.

Para ello preparaba un té con las hojas y flores de la jacaranda hervidas en un litro de agua por 15 minutos, y nos lo daba a beber en ayunas por 9 días, suspendiendo otros 9 y reanudando el tratamiento en 2 ocasiones más.

El té es muy rico, pero lo más divertido era poder subirse al árbol a hacer la recolección de las hojas y las flores, y desde ahí, admirar el tapiz de flores lilas que adornaba nuestra calle…

 

Pero esto y más… Me lo dijo Lola:

Leer más Pintando la ciudad de Lila con Jacarandas

 

jacarandas3