Domingo de Antojos en el Campo Marte de la Ciudad de Mexico.

Se convocaron a 5000 visitantes a los cuales se les pidió un donativo por concepto de entrada. A cambio se les ofreció bocadillos y bebidas gratuitas. Para darle mayor lucimiento se invitó a la mayor cantidad de celebridades posibles. Además se pensó en los niños, pues era importante que tanto ellos como sus padres disfrutaran del día.

Una vez planteado el objetivo, se estableció el programa de trabajo. El Patronato tenía el reto de crear una infraestructura completa para poder recibir a los artesanos y convocar al público asistente. Llevar a un campo totalmente deshabitado todos los equipos necesarios para brindar un servicio de primer nivel en todas las áreas necesarias y además convertir el acontecimiento en algo atractivo, divertido, original y eficiente para la recaudación de fondos. Las actividades eran tantas y tan diversas que fue necesario crear comités que se hicieran cargo de los distintos aspectos de la organización.

Se está planeando realizar en éste 2011 una nueva edición del “Domingo de Antojos”, esperando que sea superado por los eventos anteriores, en cuanto a la respuesta de todos aquellos que aun recuerdan este evento.