Hablar de lo que es y significa la artesanía de México nos traslada a varios siglos de historia, de creaciones en donde la tradición, las costumbres, el mestizaje y la inagotable diversidad de culturas han dado un pulso extraordinario a la producción artística de nuestro pueblo, la cual se origina de un dinámico triángulo de interacción entre naturaleza, hombre y sociedad.

Cada uno de estos vértices se constituye en una entidad viva que influye directamente en la creación artesanal, sin olvidar su estrecha relación con la biodiversidad del país, origen de técnicas, oficios y materia prima, diversas.

Teniendo en la punta de la brújula al territorio mexicano, ninguna parte del mapa es olvidada; las creaciones de arte popular, aún sin proponérselo, hacen de la vida cotidiana una pieza de colección que muestra la inmensa gama de recursos con los que cuenta cada zona.

En 1985, cuando se acuño la palabra “biodiversidad” o diversidad biológica para incluir la variedad de la vida: especies, genes, ecosistemas, paisajes, procesos ecológicos y evolutivos de varios países, emergieron un número muy pequeño de naciones en las que se localiza un alto porcentaje de las especies del mundo.

Según datos de la Comisión Nacional para el Conocimiento y el Uso de la Biodiversidad (CONABIO), entre los cinco países -China, India, México, Colombia y Perú- que conforman el 60% y 70% de biodiversidad de todo el planeta, el nuestro representa el 12% de la biodiversidad terrestre.

México, como “país megadiverso”, es poseedor de abundantes ecosistemas que se localizan en el norte, altiplano y sur del territorio. Sólo basta recorrer las diferentes regiones para descubrir los grandes cambios entre un hábitat y otro, en los que muchas formas del arte popular dialogan estrechamente con la naturaleza.

La combinación de materiales de origen natural y la creatividad de los artesanos dan vida a una enorme multiplicidad de objetos artísticos, que en ocasiones y desafortunadamente, no son valorados en su justa dimensión.

El Museo de Arte Popular (MAP) convertido ya en un referente indiscutible de la museística mexicana y en un apoyo fundamental para los artesanos, y el mundo de la cultura popular del país, brinda la oportunidad al público nacional y extranjero de disfrutar de esta riqueza artística a través de Bioartesanía, exposición que se clausura el domingo 30 de septiembre de 2012.

El aprovechamiento de los materiales naturales en la producción artesanal es tan importante, como la inmensa biodiversidad del país, ubicada entre las tres más importantes a nivel mundial.