Encuentro con el Arte Popular
UN DOMINGO DE ANTOJOS 2011
PRESENCIA DE LA COMIDA QUERETANA
Si bien la cocina mexicana se distingue por el uso generalizado del maíz, el frijol, el chile y todos los productos asociados a la milpa, cosa que le da unidad; su biodiversidad y la diversidad cultural da lugar a infinidad de cocinas locales, de ahí que documentarla es de vital importancia, si cada región se responsabiliza de llevar a cabo un inventario de ingredientes, técnicas, procedimientos, usos y costumbres respecto a los ciclos agrícolas y a sus festividades.
Este evento, nos permite poner de manifiesto que en el estado de Querétaro existe una diversidad culinaria que ha pervivido en diversas comunidades que son desconocidas por quienes no han tenido contacto con éstas, por lo que en este contexto se traslada a las cocineras tradicionales de sus comunidades con sus alimentos para que puedan ser apreciados en un marco de respeto y diálogo con la población de la capital.

En esta ocasión presentamos un ejemplo de las cocinas Hñahñu del estado de Querétaro que nos deleitan con una pequeña muestra de lo que son sus cocinas que nos da una idea de los comunes denominadores de los ingredientes que tenían los cazadores-recolectores antes de la conquista y de cómo se fueron apropiando ingredientes y adaptándolos a su dieta según la temporalidad y disponibilidad de estos.

Las técnicas no varían mucho, ya que parten de saberes heredados y se siguen empleando metate, molcajete, ollas, cazuelas comales de barro hornos de piedra.
El plan de acción que ahora nos compromete como mexicanos debido al nombramiento de la cocina mexicana tradicional mexicana como patrimonio cultural e inmaterial de la humanidad nos obliga a que estos foros sean dirigidos a valorar nuestras cocinas así como las relaciones de ésta con otras expresiones que, aspirando a una soberanía alimentaria, se pretende que apoyemos el saber heredado por nuestra cultura culinaria, ya que la cocina es un medio de diálogo con otras manifestaciones, como es la música, la danza, el vestido entre otras, llegar al reconocimiento de las cocinas tradicionales en ingredientes, utensilios, técnicas, comidas, bebidas, ritos y reglas para compartirlos, como componentes esenciales del patrimonio de los pueblos y su papel como agente de vida.
Un Domingo de Antojos
27 de noviembre 2011
Campo Marte, Cd de Mexico
11 a 19 hrs.